Hoy hablamos de Diseño Web y la Regla de los 3 clics. ¿Alguna vez habéis oído hablar de la jerarquía visual de la información en las páginas de un sitio web? Existe una relación entre la forma en la que distribuimos los contenidos en una página web y la tasa de abandono web a través de la regla de los tres clics.

 

La importancia del Diseño Web.

Tal vez nunca te lo has planteado pero la forma en la que distribuimos la información en un sitio web determina la facilidad con la que el usuario accede a nuestros contenidos y determina el número de ventas que realizamos. ¿Cómo? Una arquitectura y jerarquía adecuada permite que el usuario encuentre fácilmente en nuestra web las soluciones o respuestas que espera encontrar y por las que ha hecho clic.

Para cada criterios de búsqueda el usuario va a poder elegir entre miles y miles de web, y no dudaría en salir de aquella web que no le ofrezca en los primeros segundos la información que buscaba. Los diseñadores y desarrolladores basamos esta estructura en la experiencia  adquirida con el objetivo de captar la atención desde el primer momento y atrapar al visitante nada más llegar para que encuentre rápidamente soluciones a sus problemas y respuestas a sus preguntas. Dentro de nuestra web podrá seguir navegando, buscando, incluso por el camino dejarnos sus datos… Si no diseñamos correctamente el recorrido acorde al embudo de conversión, lo más probable esquema esa persona salga de nuestro sitio web y vaya al de la competencia.

 

Criterios para Diseñar correctamente una Web.

A la hora de diseñar una página web debemos tener en cuenta una serie de factores:

  • Claridad de contenidos: es el principal factor y sobre el cual se apoya el resto. El usuario no debe pararse mucho a pensar. La información tiene que ser clara y concisa.
  • Deberemos facilitar la comprensión al usuario. Contenidos bien redactados y estructurados.
  • Facilitar la interacción. A nuestra web acceden personas que estarán encantadas de participar de las acciones que les pedimos, de seguir un recorrido lógico a través de las páginas… Una web que permite la interacción del usuario siempre es más atractiva.
  • Establecer una correcta jerarquía visual. Una adecuada distribución de los contenidos ayuda al usuario a identificar lo más importante de la página (o lo que queremos que capte primero su atención).
  • Priorizar el contenido y ordenarlo de forma lógica. Así  guiamos al usuario a través de nuestra web, o a través de un circuito que concluye en un objetivo que hemos establecido previamente.

La jerarquía se establece mediante una serie de variables visuales que, según se dispongan en la página web, tendrán un mayor o menor peso visual.

En la jerarquía visual de un sitio web influye tanto la situación de los contenidos como el tamaño y forma de los elementos, la tipografía y los colores.

Nuestra web es nuestra carta de presentación por lo que siempre intentaremos captar la atención del público. Una vez que el usuario accede a nuestra página, lo primero que verá serán zonas uniformes o diferentes áreas que le llamarán la atención según el color, el tamaño, la localización de los elementos… A medida que pasan unos segundos se van diferenciando distintas regiones o grupos de información para, finalmente, centrarse en detalles y comenzar a leer texto y frases concretas.

 

 

La Jerarquía Visual Web.

Si tenemos en cuenta el barrido visual de la página web, evitaremos en todo momento la sobrecarga informativa. Para ello tendremos en cuenta los siguientes factores:

  • Distribuir los elementos de información y navegación según su importancia. Bien en localización, ó en tamaño y color.
  • Nuestra Home debe ser como un segundo buscador; es decir: desde la página de inicio el usuario deberá poder acceder a distintos tipos de contenidos y/o productos de forma rápida e intuitiva.
  • Establecer categorías de mayor o menor jerarquía visual. Las zonas superiores poseen más jerarquía visual que las inferiores.
  • Utilizar el lenguaje de los usuarios.
  • Consistencia y Estándares.
  • Número de clics, definido como el número de clics que un usuario debe hacer para llegar a la información más importante de un sitio web.

De esta manera podremos resumir a priori que una correcta jerarquía visual en la web sería la que cumple con la “Regla de los tres clics”. Pero, ¿es cierto?

 

La Regla de los 3 Clics.

La Regla de los 3 clics nos dice que “cualquier persona que visite nuestro sitio debería alcanzar la información más crítica como máximo en tres clics”. Como es lógico, no podemos pretender que todas las empresas tengan organizada su información relevante a sólo tres clics, pero si podemos intentar que nuestra información se encuentre organizada de forma que sea lógica e intuitiva para el público que accede a nuestra web.

Cada empresa es un mundo y requiere estrategias diferentes. Hay situaciones en las que nos interesa no entretener mucho a nuestro público (un exceso de tiempo en la web sin sacar información clara puede llevar al usuario a dudar sobre el proceso y abandonar la web). En otras ocasiones podremos optar por mostrar todo lo que somos capaces de ofrecer, facilitando en todo momento los diversos atajos posibles para finalizar el proceso.

Existe un estudio que data del año 2003 realizado por J. Porter y otros compañeros de User Interface Engineering. Para valorar la veracidad de la regla de los 3 clics analizaron el comportamiento de 44 usuarios a través de la realización de 620 tareas, analizando un total de 8000 clics. Las conclusiones que sacaron fueron las siguientes:

  • Como norma general, los usuarios no se rinden tras los 3 clics.
  • A partir de los 3 clics, no hay mayor probabilidad de abandono.
  • El número de clics no predice ni el éxito ni fracaso de una tarea.
  • Podéis acceder al artículo completo en el siguiente enlace: Testing the Three-Click Rule.

 

Conclusiones.

Está claro que hay opiniones para todos los gustos. Nosotros nos quedamos con una frase que dijo Steve Krug: “No debemos hacer pensar al usuario con cada click que tiene que hacer”.  Lo ideal sería establecer una navegación clara y sencilla, aunque requiera de varios clics. Mediante los “test de usabilidad” hemos podido averiguar que los usuarios no reaccionan mal si tienen que buscar algún contenido y emplean más de tres clics. La reacción negativa viene cuando sienten que esos clics no les llevan a ningún sitio.

Y tú, como usuario, ¿qué piensas? ¿Crees que la eficacia, eficiencia y satisfacción de un visitante web está relacionada con el número de clics? Lo que tenemos claro es que, aunque la paciencia es la madre de la ciencia, siempre es mejor simplificar y facilitar las cosas.

Te invitamos a que nos dejes cualquier comentario que consideres al respecto, al igual que tu propia experiencia como usuario. Si además te ha gustado este articulo te agradecemos que lo compartas con tus contactos.

Pin It on Pinterest

Share This