Tipos de logotipos. Análisis de la clasificación de logos según forma y diseño

¿Qué tipos de logotipos podemos encontrar a nuestro alrededor? Todos los días interacionamos con la imagen de miles de marcas. Podréis comprobar la gran variedad de diseños y de tipos de logotipos que existen. ¿Por qué se eligen unos y no otros? Una marca se decide entre un estilo ú otro según la información que es capaz de integrar y transmitir. Ninguno es mejor que otro, simplemente se podrá adecuar mejor a la filosofía de empresa y el impacto que queramos lograr en nuestra audiencia.

Definición de Logotipo.

Podemos definir el logotipo como un símbolo formado por imágenes o letras que sirve para identificar una empresa, marca, institución o sociedad, incluyendo todo aquello que tenga relación con ella. Es el embajador principal de una marca ya que es el que da nombre a la misma y la primera alusión visual que nos viene a la mente, o que identifica el producto o servicio que ofrece la empresa.

Clasificación de logotipos.

La clasificación de los logotipos no es algo cerrado y hermético, sino que puede ampliarse según el criterio que valoremos. En este artículo vamos clasificar los distintos tipos de logotipos que encontramos atendiendo a dos criterios principales: la forma y el diseño.

Logotipos según su forma.

Según la empresa de diseño The Logo Company, se establecen 5 tipos diferentes de logotipos en cuanto a su forma:

  1. Símbolos ó logotipo simbólico: Estos logos están formados únicamente por un símbolo, por lo que la interpretación puede ser bastante amplia. Tienen la gran ventaja de que son emblemáticos, sencillos, fáciles de recordar y los asociamos fácilmente a una marca o  empresa. No contienen textos ni palabras. Por ejemplo recordamoslogotipos como Apple, Android, WordPress, Windows…
  2. Palabras o logotipo tipográfico: el diseño del logotipo es únicamente texto, para lo cual utiliza un estilo tipográfico determinado que puede modificarse y personalizarse hasta convertirse en algo único y característico de una marca. Utilizar el propio nombre es una de las formas más claras y directas para evocar nuestra marca. Podemos ver el logotipo de Coca-Cola, Samsung, Disney, YvesSaintLaurent…
  3. Letras: Utilizar siglas y acrónimos es una tipología de logo muy común, sobre todo cuando el nombre es poco comercial, excesivamente largo, frío o difícil de recordar. Así se consigue un mayor atractivo para la audiencia. Los vemos a diario en varias marcas y empresas como CNN, BBC, HP, CK…
  4. Logotipo mixto o Simbólico y Tipográfico: la imagen de la marca se define con un logotipo cuyo diseño incluye un texto y un símbolo. Identifican muy bien el campo de la empresa y pueden funcionar juntos o separados. Adidas, Lacoste, BlackBerry o Mr. Proper son un ejemplo.
  5. Logotipos emblemas: el logo combina símbolo y texto. La tipografía suele encontrarse en el interior del símbolo y pueden incluir una frase que apoya a la marca como elemento potenciador que da forma a un mensaje. Podemos ver estos logotipos en Starbucks, BMV ó en Nike: Just Do It.

 

Clasificación de logotipos según forma y diseño

 

Logotipos según el diseño.

Según su diseño podemos clasificar a los logotipos de la siguiente manera:

  1. Abstractos: conservando la simplicidad, en el logotipo se plasma una forma real pero en sentido figurado que el usuario debe identificar y asociar al propósito de la empresa. La representación puede no ser fácil de entender, pero finalmente se relaciona muy bien con el producto. Lo vemos en el logotipo de Honda, VAIO, Carrefour…
  2. Descriptivo: el diseño del logotipo es más realista y su finalidad es identificar de forma clara y rápida los servicios y cualidades de la empresa. Por ejemplo, NBA.
  3. lustrado: para la elaboración de los símbolos de estos logotipos se parte de un dibujo ilustrado, más complejo y completo. Aparece una mayor gama de colores, matices, sombras, efectos de relieve y perspectivas… Un buen ejemplo es el de El Caserío.
  4. Tridimensional: cuando el símbolo aparece en tres dimensiones. Por ejemplo, XBOX 360
  5. Graduales: Esta clasificación se debe al gradiente de color en sus elementos. Su finalidad es darle mayor dinamismo y relieve al diseño. Por ejemplo, el logotipo de yoigo.
  6. Monolineales: mediante rayas y contornos se elabora un diseño sencillo. Puede incluir tanto dibujos como letras. Lo vemos en el logotipo de Nestlé.
  7. Seriados: Un mismo logotipo puede admitir variantes al sustituir algún elemento por otro. Por ejemplo, un mismo texto puede utilizar diferentes símbolos ó un único símbolo utilizar diferentes textos. De esta manera se presenta una imagen corporativa dinámica siempre y cuando el logotipo quede bien definido y no de lugar a confusión.
  8. Descriptores de marca: en ocasiones el logotipo incluye una definición de la actividad de la empresa que ayuda a la identificación de la marca. Por ejemplo: Reale Seguros

 

Conclusiones.

El logotipo es un elemento importante que ayuda a configurar y dar forma a toda la Identidad Corporativa de una marca o empresa, pero no lo es todo. Hay que atender igualmente a otra serie de elementos verbales (naming), sonoros, visuales, códigos de conducta, elementos auditivos y texturas que ayudan a completar el branding de una marca.

Para recibir más información sobre Diseño y Marketing ¡no olvides suscribirte a nuestros contenidos!

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
1
Hola 👋🏼 ¿En qué podemos ayudarte?

Nuestro equipo está disponible vía WhastApp de lunes a viernes de 9:00 - 18:00h.

¡No dudes en escribirnos!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar